Recibe avisos de nuevos posts

miércoles, octubre 12, 2005

Pentálogo para sentirse mejor, y otras consideraciones.

Hola!

Inspirado por la filosofía de nuestro amigo Pello en su magnífico "Plan de combate para artríticos listos" (véase http://www.izorrategi.org/zplana.htm), he querido resumir en 5 puntos algunas consideraciones que pienso son importantes para conseguir sentirse mejor de "lo nuestro".

1. Alegría.
Ser positivo es tener mucho ganado en la vida, de la misma forma que ser negativo es dar por perdidas muchas cosas. Tenemos un problema y aqui, Houston somos nosotros mismos. Afrontar este problemilla con positividad y alegría puede cambiar las cosas mucho más de lo que pudiese parecer a priori. Es importante mantener el ánimo alto para ponerse manos a la obra en la superación de nuestra dolencia. Estar contento fortalece nuestras defensas y genera, a su vez, más positividad. Alegría llama a alegría.

2. Tranquilidad.
No hay que confundir estar contento con estar eufórico, tiene que ser un estado de ánimo constante, no un subidón cualquiera, que como todo subidón viene seguido de un bajón. No. Se trata de estar contento pero sereno. Tranquilo. En calma. Los estados de nervios y la tensión son altamente perjudiciales para la espondilitis. Si estamos tensos estamos ayudando a nuestro proceso inflamatorio a activarse. Es conveniente mantenerse en calma y apenas notemos un mínimo de estrés y tensión en nuestro cuerpo, respirar profundo y relajarse.

3. Buenos alimentos.
Aqui parece que estemos siguiendo el topicazo y la verdad es que, así es. Una buena alimentación es vital para todo el mundo y nosotros no somos una excepción, es más, si no ingerimos alimentos en la cantidad correcta y que éstos sean sanos y beneficiosos para nuestro organismo, no estaremos contribuyendo para bien al estado de nuestro rojo líquido, que a causa de nuestra enfermedad ya se ve alterado desfavorablemente. Si se está siguiendo un tratamiento farmacológico es doblemente importante llevar una buena alimentación. Siendo éste un punto crucial para la salud, aquellos que hacen de la alimentación su propia terapia observan este punto de forma esencial en el tratamiento de nuestra enfermedad. Y aqui, como no podía ser de otra forma, lo mejor es remitirse a la web http://www.izorrategi.org/ donde encontraremos información sobre cómo obtener efectos positivos sobre la EA tomando determinados alimentos y no probando otros.

4. Ejercicio.
El ejercicio es fundamental para una enfermedad como la nuestra. Es absolutamente necesario realizar ejercicio diario para mantener las vértebras de la columna lo más separadas posibles o para combatir el proceso de "ajuntamiento" de las mismas que la EA desarrolla, también para el resto de articulaciones. Realizar una tabla de estiramientos de forma cotidiana es vital. También es muy beneficioso nadar, a poder ser en piscinas con el agua templada o caliente. Todo lo que sea moverse es bueno, eso sí, sin cargar peso. Sé muy bien que este punto, el del ejercicio, es muy delicado y altamente frustrante, ya que al intentar ponerlo en práctica podemos sentir esa desalentadora sensación de pescadilla que se muerde la cola, es decir: si estamos muy tocados puede llegar a ser literalmente imposible hacer el más simple de los ejercicios de estiramiento y pudiendo conllevar un aumento del dolor tras el intento, y por otra parte no hacerlo supone dar vía libre a la EA en su avance degenerativo de nuestro físico. Por eso es fundamental llevar a cabo un tratamiento que nos permita conseguir poco a poco la capacidad de ejercicio de nuestro cuerpo.

5. Tratamiento.
Estás enfermo, es algo que tienes que aceptar cuanto antes, no es nada malo, no es una deshonra tener una enfermedad. Asúmelo cuanto antes y pon en marcha un tratamiento guiado por un reumatólogo, a poder ser competente. El tratamiento puede, de entrada, aliviarte el dolor y después detener o aminorar el avance de la enfermedad. El tratamiento es la parte que la medicina pone para lograr vencer a esta enfermedad, es el 50%, el otro 50% lo pones tú con la determinación de hacer ejercicio, de cuidarte mucho, de comer bien y de estar contento y relajado. Si no sigues ningún tratamiento, ve al medico y que te ponga uno. Si estás muy mal, debes saber que existen actualmente unos tratamientos llamados Anti-TNF que son muy efectivos. Sólo los administra la Seguridad Social así que si vas a un médico privado coméntaselo, si ves que él no está al tanto de estos tratamientos (lo cual sería síntoma de que no es buen reumatólogo, entonces cambia de médico). Acude a un equipo de reumatología de un gran hospital público donde podrán incluirte en el tratamiento con estos fármacos. Mi experiencia es que al final, para las cosas serias, lo mejor es el sistema público de salud, hay muchas consultas privadas donde los médicos sólo ven a viejas reumáticas (con todos mis respetos hacia ellas) así que les viene muy grande encontrarse de pronto con un chaval/a con una EA...

Otras consideraciones interesantes por lo positivo de sus efectos son:

- Hacer estiramientos en la cama, nada más acostarte.
- Al acostarte, pasar unos 20 minutos boca abajo, sé que si estás mal no vas a poder ponerte en esa postura, procura hacer el ejercicio y no saltarte el tratamiento y ve viendo si poco a poco puedes llegar a adoptar esa postura.
- En general, no pasar toda la noche en la misma posición, ir moviéndose durante la noche.
-Dormir a ratos sin almohada, o, si ves que te va bien, dormir toda la noche sin ella, sin la almohada. A tu mujer/novia/compañera no hace falta que la eches de la cama. Si duermes sólo abrázate a la almohada : )
- No dormir más de 7-8 horas cada noche, si necesitas más horas de sueño porque estás cansado puedes luego echarte una siesta, si tu organización de vida te lo permite claro.
- No pasar muchas horas al día sentado, y si no te queda más remedio que estar sentado muchas horas al día, levántate con mucha frecuencia y estírate, que los demás te miran.. que les den.. ellos también deberían hacerlo aunque no tengan EA.
- Aplícate calor en las zonas de dolor y en general expón tu cuerpo al calor, es bueno para los huesos. Ejemplo: un baño de agua caliente.
- Huye del frio en general, y por supuesto del agua fría!!, es muy perjudicial para nosotros. Tampoco es bueno pasar frío, primero por el frio en sí (malo para tus huesos) y segundo porque el frio produce tensión corporal, que como ya hemos dicho es negativa para la espondilitis.
- Si te duele tómate un antiinflamatorio, no has venido al mundo para ser mártir.
- Y por último.... Estate contento/a. Es reiterativo, pero es que también es importantivo...
; )


Bueno esto es todo, más o menos. Seguro que habría muchas más cosas que apuntar y que tener en consideración pero creo que estás son básicas y muy importantes. Vamos a probar a cumplirlas a rajatabla y ya verás cómo te sientes mejor. Estoy seguro de ello.

Un abrazo fuerte,

Miguel (Supermiguel)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Supermiguel:

¿Buenos alimentos dices? Buenos... y caros. Hoy el diario francés "Le Monde" publica una crónica que titula: "Subvencionar los alimentos sanos para luchar contra la obesidad". Ocurre que la comisión del Parlamento francés que sigue las políticas de salud pública ha pedido un informe sobre la obesidad -que aumenta en todo el mundo- y una de las conclusiones que adelantan los expertos es que el Estado debería subvencionar los frutos y legumbres para que la población comiera más sano.

Mira este párrafo: "La oferta alimentaria ha evolucionado considerablemente y los consumidores viven en un entorno 'nutricional' que favorece el aumento de peso. Así, constata el Inserm, la mayor disponibilidad de alimentos listos para consumir se acompaña de una baja de los precios de los productos más calóricos".

En otro apartado dice: "Resumiendo: cuanto más grasa y azúcares se comen, más barata es la comida, y el nivel de los precios de las comidas es inversamente proporcional a su densidad calórica".

Hace poco un miembro del foro www.kickas.org se quejaba de que practicar la Dieta Sin Almidón es caro, y que no todo el mundo tiene acceso a frutas, verduras, carne buena y pescado. Es verdad, en mi casa hemos notado el encarecimiento. Por otro lado, así entendemos que estén tan enormemente gordas todas esas personas negras pobres que hemos visto en New Orleans.

Pues bueno... pues no compraremos coche nuevo.

Pello (Izorrategi).

Miguel dijo...

Es verdad, por desgracia el vil metal también es determinante en la salud, aunque no debería serlo.

Me parece buena idea, que subvencionen los alimentos sanos. Esa sí que es una buena propuesta parlamentaria!

Dulthanas dijo...

Buen post, Miguelón.
Sobre los precios, está claro que vivir bien cuesta. Cada vez más gracias a los movimientos estratégicos de cierto imbecil mundial, ya que el petróleo encarece bastante esos precios. Tened en cuenta que una dieta variada incluye comprar cosas que no están cultivadas o criadas "a la vuelta de la esquina". Eso sin contar que desde el punto de producción hasta el consumidor el precio se multiplica casi por 3 o 4 en algunos productos.

La subvención está muy bien. Lamentablemente en España vamos con bastante retraso en cuanto a politica social, comparando con nuestros vecinos del norte, así que nos tocará esperar a que la decisión la tome la UE, porque si no nuestros gobernantes no se darán por aludidos.