lunes, noviembre 21, 2005

Ya se porqué soy un paciente del Hospital

Voy a quejarme un poco, que empiezo a hartarme otra vez de ls SS y su burocracia de las narices.

Asunto Grado de minusvalidez
El informe del oftamólogo, pues llegó a los quince días, correctísimo, con el historial de medicamento usados que les pedí, que siempre viene bien. Si embargo, sigo a la espera de que me llegue el informe del reumatólogo. He ido a preguntar que pasaba, y es que han perdido mi historial. No está en el sobre donde guardan todos tus informes, agrupados en otros sobre más pequeños cada especialista. Están todos menos el de reumatología. Curioso, a las alturas de "digitalización" que está el mundo, es increible este anocronismo. Con la de dinero que se ahorrarían sólo en papel seguro que encima sale rentable.
Por otro lado estoy perplejo, porque los historiales de los pacientes del grupo de Infliximab que lleva el otro reumatólogo del clínico los tiene el médico en su consulta, por si algún paciente va allí con alguna duda, tener el historial a mano y poder atenderle mejor. Parece que el mío, no lo hace (tengo que cambirme ya al de David) Reconozco que no me ha sorprendido en absoluto. Y encima mi historial de reumatólogía se ha "extraviado" en el maremagnum de historiales del Hospital Clínico. Y como no hay historial, no hay informe del reumatólogo. ¿Le habrá dado tanta vergüenza lo mal que me atendió que lo ha extraviado a propósito? Ya no se que pensar.
Ahora me veo en la tesitura de ir a pedir un reconocimiento por una enfermedad reumática sin informe del reumatólogo ... lo que hay que ver.

Asunto Congelación de Semen
Es que esto clama al cielo. Es el tercer médico que me manda a otro sitio, sin tener ni idea de que me van a hacer, ni en que consiste, ni cuantos años dura, ni nada. Oftalmólogo, cabecera, urologo, planificacion/infertilidad. Espero que estos últimos sepan algo, porque si no, me veo congelando el semen en un "tupper" en mi propio frigorífico, aunque no se yo si para entonces me quedará alguno con fuerzas en coronar el puerto, jejeje

Pues esto os cuento. Que la SS sigue igual ... de rápida. Por eso a los enfermos que van al hospital se les llama pacientes, digo yo. Porque quien no sea paciente lo tiene crudo, claro.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

AnTONYo:

Digitalizar nuestros informes, dices. Es que pides cada cosa...

Dices también: "Que la SS sigue igual ... de rápida. Por eso a los enfermos que van al hospital se les llama pacientes, digo yo. Porque quien no sea paciente lo tiene crudo, claro". Por eso mismo, yo he cambiado de reumatólogo. Me he pasado a una reumatóloga, muy laboriosa. Mírala aquí:

http://www.argia.com/apiterapia/

El brazo y el dedo son míos pero la protagonista es ella, mi reumatóloga zumbona.

Pello (Izorrategi).

Dulthanas dijo...

Bonita foto. Me habías intrigado con lo de zumbona, pero ya he visto que no es precisamente una cubana, jejeje. Lástima que mi desconocimiento del Euskera me impida profundizar en esta página que nos pones.

Sobre lo de digitalizar informes, están en ello ya, pero a su velocidad "de crucero". Mi médico de cabecera ya tiene un ordenador donde apunta lo que antes apuntaba a mano. Bueno, el hombre sigue apuntandolo a mano porque me imagino que a su edad cambiar tanto es una burrada para sus neuronas.
Los de la 11 estes acceden a mis análisis por intranet, en pdf (lo he visto, que uno es muy curioso) Así que me imagino que lo que es la infraestructura de la base de datos ya existe. Sólo hay que poner un par de tablitas más.

Y desde un punto de vista económico es factible, ya que tampoco necesitan comprarse un ordenador con kilos y kilos de ram o millones de teraherzios. Con cualquier "patata" se puede escribir sin problemas lo que necesitan. Y sólo con el papel y el tiempo de trastear con informes que ahorrarían en un par de añitos amortizan la inversión, seguro. Aparte de la comodidad de poder ver a varios especialistas el mismo día, que ahora no se puede, porque no pueden tener los dos el historial el mismo día. No deja de ser curioso que casi toda la administración esté informatizada (Hacienda, Junta, Ministerios, etc.) y donde más falta hace al ciudadano no.

Así están las cosas

RATman.

Anónimo dijo...

AnTONYo:

Esa página es fundamentalmente de promoción del libro que hemos publicado. En euskara es "Erlea gure sendagile" que en castellano sería algo así como "La abeja, nuestra doctora" o "La abeja nuestra sanadora".

Te (os) daba el link por si alguien quiere ver cómo se porta (y cómo clava su aguijón) una de estas antiquísimas reumatólogas sobre mi brazo.

Es cierto que "quema" un medio minutillo... pero parafraseando al clásico "más cornás da la espondilitis".

Ah, bueno, y estas reumatólogas tan gentiles no tienen problemas si quieres consulta con varias de ellas en cuestión de minutos.

Pello (Izorrategi).

Miguel dijo...

Hola!!!

El otro día me acordé de nuestro amigo Pello porque echaron por TV, en el canal que sustituye al Plus, una demostración de apiterapia. Eran un doctor y una paciente a la que suministraron un picotazo de una de esas zumbonas. Luego incluso uno de los presentadores del programa se prestó para recibir otro aguijonazo "mayero".

Estuvo bien, el médico estuvo hablando de las ventajas y los beneficios de la apiterapia y los "picados" comentaron eso, que quema un poco unos segundos. Me pareció increible, la paciente decía que se notaban los efectos de forma casi inmediata, ya nos dirás tú Pello.

Tony, el otro día tb tuve ocasión de acordarme de ti, y es que vino mi hermano a casa hablando de que un amigo suyo que trabaja en una gran empresa le había comentado lo de las ventajas de obtener un grado de invalidez. Ya sabes que yo no soy muy partidario a priori pero a fin de cuentas nunca hay que descartar nada. Si estás mirando algo de eso informanos cuando vayas sabiendo algo vale?

Por lo demás, yo sigo bien con mis "picotazos" de hierro, aunque preferiría que fuesen picotazos de aguijones de zumbona pero de momento yo feliz con la química de laboratorio.

Me alegra saber que los dos estais muy bien, que ese ojo va perfecto y que las abejas hacen bien su generoso trabajo.

Os mando un fuerte abrazo ,

Miguel

Anónimo dijo...

Miguel:

Para los que tomáis chutes de rata, de hierro, y demás Anti-TFN, las abejas zumbonas tienen un regalito muy compatible con lo vuestro y sin contraindicación posible: el própolis. Como ese jaco que os dan os deja bastante débiles de defensas, andáis muchas veces a vueltas con catarros y cosas peores. Bueno, pues el própolis de abeja os ayudará a llevarlo mejor.

No sé si antes os puse el link a esta página,pero aunque así sea, os lo vuelvo a poner: un trabajo de varios médicos de la universidad de Valencia (en castellano e inglés), en el que analizan las propiedades del própolis o propóleo:

http://www.ugr.es/~ars/abstract/45-21-04.pdf

El própolis lo tenéis en cualquier herboristería (ahora que se consume tanto, hasta en las farmacias nos ofrecen compuestos de própolis+jalea+miel+polen), es barato y muy efectivo.

Ojo con las pulmonías, que después de un otoño muy apacible ha llegado el infierno... qué digo, el invierno... en todo su furor.

Un abrazo a todos.

Pello (Izorrategi).

Miguel dijo...

Hola Pello!

Gracias por el consejo, pasaré por el herbolario, algo que hago casi a diario es tomarme una cucharada de miel y el zumo de naranja a estómago vacío recién levantado no me lo quita nadie, aunque no es de ahora, llevo ya más de dos años, desde una vez que empecé con un tratamiento de cortisona. También me tomo a cucharadas el aceite de oliva, no por nada, aunque he leido que es antireumático, sino porque me gusta demasiado, me aficioné en Londres, me cogí un catarro con afección a la garganta y empecé a tomar cucharadas de un aceite de oliva muy bueno que unos compañeros del trabajo me trajeron de una feria de productos españoles. Desde entonces voy a saco con el aceite de oliva, elixir de los dioses!

Saludos!!

calvocongafas dijo...

Ay Tony, Tony,lo de la informática en el ámbito hospitalario se las trae. Mi médico es de los pioneros, o mejor dicho, es de los que desde el principio aprovecharon algo que se ofreció por igual para todos. Verle tomar datos en el ordenadoer según me escucha, registrar los resultados de análisis, tests y medidas anatómicas in situ, como que reconforta un poco. Desde que mantiene mis informes personales de esta manera, siempre hemos podido consultar en cada visita medicación y situación anteriores, hasta el punto de que el primer informe creíble de mi historial lo vi en una pantalla del ordenador. Y sinceramente, no es que mi médico sea el osito misha cruzado con fleming, sino que la operativa desidia del funcionario medio en españa es proverbial. Y me explico: es de reír y no parar el número de cursos de informática que se les ofrece a los médicos, quitándoles horas de trabajo... y si hacen alguno es por despiste; cuanto menos curioso que un licenciado superior alegue desconocimiento de la herramienta, cuando lo mínimo exigible es que se recicle, especialmente cuando el uso de esta herramienta redunda en un claro beneficio para todos. Y es que digamos claramente: en general tú consigues tu placita deseada de funcionario en donde quieres, y el resto es ver pasar los días, que la buena conciencia profesional y la honestidad esforzada debe ser cosa de los lectores del reader´s digest.

Un saludo para todos, especialmente para Miguel: ando en la sombra, pero calvitocongafas sigue en la brecha en su lucha contra el bisoñé espondilítico.

Miguel dijo...

Hola David!

Me alegra tener noticias tuyas de nuevo y saber que todo va bien.

Yo de momento no he reclamado ningún informe o análisis en el médico, porque llevo sólo 2 análisis desde que empecé con el tratamiento, pero cuando lleve más tiempo (y más análisis) sí que tengo intención de pedirlos, así que ya os contaré cómo anda en mi Hospital el tema del archivo de historiales y la informatización. De todos modos, una primera impresión sí que me he podido hacer, y quizá no sea del todo positiva, en más de una ocasión he tenido que preguntarle al médico en consulta, cómo estaba la prueba x que me había mandado durante la cita anterior, y sólo al recordárselo se ha dado cuenta de que no la tenñia delante, saliendo a preguntar por ella, la última vez me pasó nada menos que con una resonancia magnética de columna que me mandó (justo antes de darme el vía libre para el tratamiento) que si no se lo llego a decir no se acordaba de ella, y claro uno no se mete en un tubo claustrofóbico durante un cuarto de hora porque no tenga otras cosas que hacer..

En fin..... qué decir.

Respecto al tema informático, para mi lo importante no es tanto que se esté al día en nuevas tecnologías y en herramientas informáticas, sino que haya una buena gestión de los enfermos y sus historias clínicas y que haya un orden, se consiga este orden como se consiga, con la ayuda de la informática o con métodos más tradicionales. Pero tb conozco quien está muy al día en el uso del PC en consultas médicas, pero luego "ná de ná", (o "nada de nada, ni mucho ni poco, te quedas mirando la vida pasar..") Recuerdo algún reumatólogo de Sanitas, que mucha pijadita de portatil sobre la mesa, mucho archivo de tu historial y mucha eficacia informática pero luego ni piiiiii idea. O sin ir más lejos, hace ya un par de añitos por aqui donde yo vivo, el médico de cabecera de la SS te atiende con un PC, y está más preocupado de manejar el ratón y teclear el nombre del medicamento que te manda que de mirarte a la cara cuando te habla.. Que somos personas, y el médico aparte de mandarte química también siempre tuvo una función social, de persona con psicología y trato humano que te tranquiliza ante tu situación de paciente por el motivo que sea. Ya no quedan médicos como los de antes, aquel mítico D. Andrés, mucho más que un médico, un amigo, y no sabía seguro ni encender el ordenador, pero tenía más sabiduría que nadie, te fiabas de él, confiabas en él, él era EL MÉDICO.

Bueno, ahí ha ido mi opinión, saludos a todos!!

Miguel dijo...

Hola de nuevo,

Yo también he pasado ya mi catarro otoñal. El caso es que hace ya unos días que tengo en casa el botecito de Própolis (o Propóleo).

Mi pregunta es directamente para Pello, espero que llegues a leer este comentario aunque ya han pasado varios días desde la última respuesta. El caso es que en el prospecto se indica que la cantidad diaria recomendada es de 25 gotas aprox. diluidas en agua, pero no especifica en cuánta cantidad de agua, si se trata de medio vaso de agua, de un tercio, o de un culín de agua. Lo he tomado un par de días diluyendo las 25 gotas en un culín del vaso (algo menos de 1/3 del vaso) y me ha resultado un poco fuerte para el estómago.

En qué cantidad de agua es mejor echar las 25 gotas de própolis?

Un saludo a todos, seguiremos informando.

Miguel

Anónimo dijo...

Hola, Miguel and Company.

El própolis o propóleo (o propóleos, como les gusta a los sudamericanos) se suele vender aquí en varias formulaciones:
- disuelto en alcohol al 25-30%
- disuelto en aceite
- en cápsulas.

Por lo que dices, seguramente estará disuelto en alcohol, en el porcentaje citado. Los apiterapeutas que yo conozco hablan de dicha formulación, y en la literatura sobre apiterapia las dosificaciones hacen referencia a esta solución alcohólica (o a otra solución alcohólica también pero algo más sofisticada y también más exacta, que si quieres te explico otro día). Yo a quien empieza a tomarlo le suelo aconsejar comenzar con 10 gotas x 3 veces al día, y luego cada día aumentar 5 gotas por toma, hasta estabilizarse en 30 gotas x 3 tomas.

La otra posibilidad es tomar directamente la disolución en aceite, que tiene otra dosificación, que suele marcar cada envase.

El problema -de haber alguno- reside en el alcohol. Y no es de estrañar que nos ocurra a nosotros, que tenemos un intestino hiper-permeable, por la infección que nos aqueja. Los própolis que yo conozco en el mercado de aquí usan alcohol de 95º, que les da ese sabor tan fuerte. En Sudamérica -sobre todo en Cuba, que son los campeones en esto- usan alcohol de 70º.

En fin, aquí va mi consejo: prueba otra vez con la solución alcohólica comenzando por la dosis baja y subiéndola poco a poco. Si no te resulta agradable o te crea problemas, pásate a la solución de aceite.

Estoy seguro de que el própolis te ayudará, y no sólo para el catarro.

Pello (Izorrategi).

Miguel dijo...

Hola Pello,

Gracias por la aclaración y las indicaciones, probaré a empezar con menos gotas. El bote es un dosificador de gotas, supongo que será el de alcohol aunque no sabe a alcohol, tiene un sabor que me recuerda (ya sabeis que gusto y olfato están directamente relacionados) a iglesia vieja, a catedral. Puede parecer absurdo pero a mi el sabor de este própolis me recuerda a eso.

Respecto a la cantidad de agua en las que hay que diluir las gotas con el dosificador, voy a probar con algo más de un culín del vaso.

Ya os contaré qué tal.

Saludos!

Miguel


Pd. El própolis no es muy barato, 12€ me ha costado el bote...

Anónimo dijo...

Oye, Miguel, que entre tanto hablar se me olvidó responderte a la pregunta de "en cuánta agua". En medio vaso de agua va bien. Lo que sí es importante es que sea una media hora antes de cada comida: para que llege bien al intestino y pueda efectuar su labor. También puedes aprovechar para enjuagar un poco la boca (y luego tragar). El intestino empieza en la boca, y los microorganismos que haya tanto en el intestino como en el sistema respiratorio están también en la boca.

¿Sabor a iglesia vieja? Tal vez sea própolis de abejas de algún convento(;-)) Respecto del precio, no sé cuanto própolis te habrán vendido por 12 euros. El que yo suelo comprar en mi herboristería de confianza tiene 30 ml y cuesta 9 euros. Yo calculo las dosis que me tomo de própolis por ese precio y las comparo con lo que me costarían las dosis necesarias de medicinas de síntesis (antibióticos o fungicidas de síntesis por ejemplo), y me sale barato de todas todas.

Sin ánimo de hacer publicidad a nadie (de hecho, últimamente uso un propóleo "artesanal" de un apicultor amigo, un propóleo de procedencia cubana), puedes mirar aquí el de la marca que te comento:
http://www.marnys.com/store/es/prod.asp?ref=MN615

Pello (Izorrategi).

Miguel dijo...

Ok Pello, gracias! Ahora sí que ya no me queda ninguna duda. Haré exactamente como me dices. El bote que yo he comprado es de la empresa Soria Natural y es de 50 ml. No es muy caro, quizá fue que lo esperaba más barato. Ya iré comentando qué tal me va el propóleo.

Yo sigo muy contento con el tratamiento pero si tomar algo natural puede ayudar a estar un poco más fuerte en cuanto a las defensas pues por tomarlo no pasa nada.

Saludos a todos,

Miguel