viernes, agosto 26, 2005

Su picotazo, gracias.

Ayer me pasé de nuevo a por mi dosis bimensual de droga de superhéroe. Como siempre, todo muy bien. Como no he notado que se diluyan los efectos, pues no he notado nada nuevo al pincharme. Todo sigue funcionando en RATman. Que destacar ... el alcohol de romero, que olía muy bien. Lorenzo, uno de los superhéroes anónimos que pululan por la zona de entrenamiento, me dijo que era muy bueno para darse masajes cuando tienes contracturas ... seguro que a alguno os sirve este dato ;)

¡Ah! Tengo un tironcín en el gemelo derecho, porque ayer me subí hasta el septimo corriendo, para celebrar que podía hacerlo. A ver cuando me acostumbro y dejo de hacer estas gamberradas ... pero me gustó llegar asfixiado a casa y sin que me doliera nada. Eso sí, tardé unos minutines en poder soltar dos palabras seguidas.

Historietas aparte, he conseguido pillar a Chema. Me ha dicho que del ojo estoy muy bien, ya que entre el Metrotexato y mi presteza en aplicar el colirio, la inflamación ha bajado ya. Ahora a ir quitando poco a poco las gotas. Estaré un par de días más con los dos, luego quitaré la homatropina y a bajar el maxidex. La misma historia de siempre ... por lo que me temo que hasta el 10, que acabo los exámenes, el ojo me va a estar haciendo "la goma". He quedado en ir a verle después de mis compromisos académicos a ver si ponemos solución a esta pesadilla de una vez. Creemos (me encanta decir esto, porque significa que hemos hablado mi oftalmólogo y yo de mi problema, me lo ha explicado, ha tenido en cuenta mi vida y ha escuchado mis opiniciones) que los brotes desde que me pincho Infliximab es por el stress. Analizando un poco los últimos brotes, creo que tiene razón. Y por tanto la mejor medicina que tengo para la uveitis son unos aprobados, y desterrar la presión de los exámenes. Ya podían dar recetas para esto. 60% de descuento, aprobado con un 2, jejejeje. Procuro que no me afecten demasiado, pero el retraso acumulado estos años en terminar la carrera pasa factura, y la presión crece cada convocatoria. Eso no es bueno para mi mente, y por tanto tampoco para mi cuerpo.

Bueno, os dejo, que tengo que currarme esas medicinas que no venden en las farmacias ...

2 comentarios:

Miguel dijo...

RAT, fuera presiones, que todo llega. El fin de carrera también ; )

David dijo...

Genial la mejoría. Estupendo lo de la conversación con Chema. Un año más o menos, en la carrera, no importa, y sabes bien quién te lo está diciendo. Una vez terminada ni te acuerdas de eso, y empiezas de cero como cualquiera. A tí te gusta lo que haces, y eso es una suerte, si lo pensamos bien un privilegio. La presión no ayuda, pero sí una pizca de autoestímulo ante la posibilidad real de acabar. Y cuando tu cuerpo no quieres que sea una carga, sí creo (así fue mi caso) que ayuda una rutina espartana, pocas horas de sueño, madrugar, y procurar estudiar en el mismo sitio y sin tener que moverte prácticamente en todo el día. Un poco de natación, y como nuevo. El cuerpo se relaja, y la época dura de exámenes pasa rápido. Eso sí, al terminar, ese cuerpo capullo muy probablemente te joderá de veras, liberá fuerzas contenidas y habrá que hacerle caso...Merece la pena.

Un abrazo.